Descubre los misterios de la Casa Winter

Por | 14 January, 2023 | 0 comentarios

La Casa Winter con la playa de Cofete de fondo

En Cofete, en la isla de Fuerteventura, a pocos metros de la playa, se erige una espectacular mansión. Es la Casa Winter, una solitaria villa señorial con un torreón, patio interior, chimenea, gárgolas de madera con forma de cocodrilo y un sinfín de misterios. ¿Quieres conocerlos?

Según la versión oficial, Gustav Winter, un adinerado ingeniero alemán, compró un inmenso terreno en la península de Jandía para construir su residencia de verano. Sin embargo, otras fuentes aseguran que la casa fue construida para apoyar a Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso aseguran que estaba conectada mediante cavidades subterráneas para que las tropas nazis, que llegaban en submarinos, pudieran descansar en este lugar.

El actual residente de la Casa Winter, Pedro Fumero Matos, ha sido el investigador que ha relacionado esta mansión con la Alemania nazi. De hecho, la mantiene abierta al público para que acudan y descubran en primera persona los secretos del lugar.

Cómo llegar a la Casa Winter

Aunque es posible llegar a la Casa Winter en transporte público, para esta excursión, lo mejor es contar con un coche.

Si tienes vehículo propio, la Casa Winter se encuentra a aproximadamente una hora desde nuestros hoteles en Fuerteventura. La mayor parte del recorrido se hace por una pista de tierra custodiada por montañas y barrancos, además de unas brutales vistas a la costa. Aunque no está asfaltada, cualquier vehículo puede transitar esta vía. Te darás cuenta que has llegado cuando te cruces con un Jeep color negro y un cartel que reza: “Casa Winter. Bienvenido al museo de la familia Matos”.

Para visitar la villa, también existe la opción de contratar un tour. A bordo de un todoterreno y en compañía de un guía especializado, te adentrarás en la mansión y sus secretos, al tiempo que conocerás al detalle Cofete, una de las playas más espectaculares de Canarias.

Qué ver en la Casa Winter

La Casa Winter entre montañas

La Casa Winter está abierta al público de martes a domingo, de 10:00 a 14:00 y de 15:00 a 17:00 horas. Lo normal es que ahí encuentres al historiador y residente, Pedro Fumero. Aunque para garantizar que te atienda lo mejor es avisar y concertar una visita a través de Facebook o de WhatsApp (+34 606 30 57 77).

Una vez en la Casa Winter, Fumero te mostrará los misterios del lugar: lúgubres habitaciones con puertas diminutas, pasillos tapiados, reliquias de la Alemania nazi, restos de lo que parece ser un laboratorio e, incluso, “hornos idénticos a los de Auschwitz”, en palabras del propio Fumero.

Este investigador es rotundo al afirmar que la Casa Winter era un centro de operaciones de los nazis. Asegura que su familia, que ha estado vinculada con la villa desde su construcción, conoce algunos de los secretos que escondía Gustav Winter. También comparte documentación de la época en la que señalaban a Winter como un espía nazi.

Lo cierto es que Gustav Winter era un prestigioso ingeniero alemán afianzado en España. Se le conoce por desarrollar proyectos energéticos en Madrid, Valencia y Murcia. También por poner a funcionar la CICER, como se conoce a la Compañía Insular Canaria Colonial de Electricidad y Riego en Gran Canaria. En este periplo por el archipiélago fue cuando Winter conoció Fuerteventura, se enamoró de la isla y decidió establecer allí su villa de verano.

Una base de submarinos

Pedro Fumero

Sin embargo, y de acuerdo con investigaciones de Fumero, la Casa Winter no era una simple residencia vacacional.

Este investigador asegura que la vivienda comenzó a construirse en 1939. Justo un año después de que un grupo de barcos alemanes se acercara a Fuerteventura, concretamente a la península de Jandía, para conocer el potencial de esta zona para el Reich.

Pedro Fumero afirma que la Casa Winter era un punto logístico de los nazis para conectar Alemania con Sudamérica, región a la que decidieron exiliarse muchos militares y simpatizantes de Hitler al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Fumero habla incluso de que en la villa había una base de submarinos. Submarinos que, sostiene, aún siguen ocultos en cuevas volcánicas cercanas a la casa.

La leyenda sobre la Casa Winter también se puede leer en la novela de Alberto Vázquez-Figueroa, Fuerteventura (1999). Este libro de misterio y espionaje relata una historia “basada en hechos reales” de la Segunda Guerra Mundial en la que “los alemanes han construido una casa de reposo que ofrece toda clase de placeres a los oficiales de sus submarinos después de duros meses en las profundidades del mar”. Esta casa de reposo no es otra que la Casa Winter.
Cabe apuntar que sobre las informaciones de Pedro Fumero y Vázquez-Figueroa se abalanza una sombra de duda. Los familiares de Gustav Winter niegan esta historia de nazis y submarinos. Aseguran que son mitos construidos con el paso de los años. Argumentan, por ejemplo, que Gustav Winter no fue nazi dado que ningún documento prueba su afiliación al partido. También aseguran que la construcción de la Casa Winter comenzó varios años después de la finalización de la guerra, al tiempo que tachan de inverosímil la historia de los submarinos. En cualquier caso, la Casa Winter es un lugar repleto de misterios que, sin duda, merece la pena visitar.

Categorías: Canarias, Fuerteventura, inspirate

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*