Utilizamos las cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas.
Aceptar
BE

Reservas Online

BE
Vacaciones en La Palma | Princess Hotels & Resorts

Vacaciones en La Palma

La llaman la isla bonita.
La Palma evoca grandes emociones. Es una isla de contrastes, con una naturaleza intacta, salvaje, una isla en la que hasta las estrellas están protegidas.

Si visitas La Palma, podrás sumergirse en la naturaleza más virgen, hacer deporte o aventurarte a explorar el universo por uno de los mayores telescopios del mundo.

En el año 2002 esta maravillosa isla fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en su totalidad, y no solo eso, fue el primer lugar en el mundo declarado Reserva Starlight de la UNESCO, ya que por su ubicación, orografía y clima presenta unas condiciones idóneas para la observación de estrellas. Tanto es así que en el Roque de los Muchachos se instaló un gran observatorio que cuenta con los mejores telescopios del mundo.

También llamada isla verde, La Palma es todo un paraíso para los amantes de la naturaleza y el deporte. Podrás hacer senderismo, ultra run, ciclismo de montaña, deporte ecuestre, parapente o motociclismo; el abanico de posibilidades es muy amplio.

La isla bonita es un destino fuera de lo común que solo está esperando a que lo descubras.
¡La Palma enamora!

Información general

La isla bonita alberga se sitúa en el extremo noroeste del archipiélago canario. La isla más cercana es Tenerife, a unos 80 kilómetros al este de La Palma.

La Palma es una isla de contrates, con una orografía muy abrupta. Desde su franja costera, con pequeñas y dispersas playas de arena negra o de piedra, hasta vertiginosas cumbres de más de 2.400 metros de altura, pasando por escarpados desfiladeros, bosques de laurisilva, pinos, paisajes volcánicos y cultivos de medianías.

En el tercio norte de la isla se encuentra una gran depresión, la Caldera de Taburiente, que alberga uno de los mayores cráteres volcánicos del mundo. El pico más alto de la isla, el Roque de los Muchachos de 2.426 metros de altura, también se encuentra en el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente.

También llamada isla verde, La Palma alberga la mayor masa forestal de todas las Islas Canarias, con predominio de pinos y laurisilva macaronésica, un frágil ecosistema húmedo originario de la era terciaria.

La Palma se divide en dos zonas climáticas, por lo que en los meses de otoño e invierno puede suceder que llueva en el este y el sol brille en todo su esplendor en el oeste. La temperatura media anual de La Palma es de 20 grados centígrados.

Lo que no puede perderse

Parque Nacional de la Caldera de Taburiente
Situado en el centro de la isla volcánica, el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente es, sin lugar a dudas, una de las maravillas naturales más destacadas de la isla.

Alberga la formación geológica de la Caldera de Taburiente y el Roque de los Muchachos de 2426 metros de altura, en cuya meseta se construyó el Observatorio del Roque de los Muchachos, que alberga uno de los telescopios más grandes del mundo.

La Palma es uno de los mejores lugares del mundo para explorar el cielo nocturno. Provocadas por la ubicación geográfica y el singular clima de la isla, las nubes que se forman entre los 100 y los 200 metros de altura hacen de espejo e impiden así que la contaminación lumínica de las poblaciones costeras dificulte la observación de estrellas.

La isla fue el primer lugar en el mundo declarado Reserva Starlight de la UNESCO en 2012. Pero ya en el año 1988 se aprobó una ley única en el mundo para proteger el cielo de La Palma de cualquier contaminación lumínica.

La totalidad del Parque Nacional también ha sido declarada zona especial de protección de aves por la Unión Europea.

El agua constituye otra de las grandes bellezas del entorno. Numerosas fuentes manan de la tierra formando riachuelos y cascadas, algunas de ellas sorprendentes por su colorido. La más llamativa es la Cascada de Colores, de un color amarillo rojizo debido a los sedimentos férricos que arrastra.

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente ofrece un paisaje montañoso espectacular y unas vistas realmente fascinantes.


Los Tilos

Uno de los lugares de La Palma que merecen una visita es el bosque de laurisilva de Los Tilos, uno de los más grandes del archipiélago canario. Este ecosistema es un resquicio de la época terciaria.

Bosques de laurisilva comparables ya solo se encuentran en El Hierro, La Gomera, Gran Canaria, Tenerife, Madeira y las Islas Azores.

Los árboles de hoja perenne pueden alcanzar hasta 30 metros de altura. Sus ramas y hojas forman un techo natural por el que apenas penetra la luz del sol, sumergiendo al bosque en una luz irreal y mágica. Además, los vientos alisios aportan una humedad constante que facilita la creación de niebla.

El juego de luz y niebla hace que Los Tilos parezca un bosque encantado, de hecho también se le llama "bosque de niebla".

Las extraordinarias condiciones climáticas son idóneas para la flora. Destaca la presencia de laureles, tiles, peralillos, palos blancos, madroños, fayas, brezos, acebiños, viñátigos, barbuzanos y de imponentes helechos gigantes.


Ruta de los Volcanes

La Ruta de los Volcanes es la más famosa de La Palma, todo un deleite para cualquier senderista apasionado. La ruta clásica tiene el número oficial de GR 131 y se inicia en el área de descanso de El Pilar hasta el pueblo de Los Canarios. Es imprescindible tener una buena condición física y práctica, ya que para completar los 18 kilómetros de recorrido se requieren unas seis horas y media.

Sin embargo, el esfuerzo merece la pena: se pueden ver cientos de volcanes y disfrutar de unas vistas inolvidables de las islas vecinas de La Gomera, El Hierro y Tenerife.


Transvulcania

La Transvulcania, una carrera de larga distancia, constituye un evento deportivo muy importante para los amantes de los deportes extremos.

La carrera es considerada como la ultra maratón más dura de Canarias y una de las más importantes de España. Desde el 2009 la isla de La Palma acoge a deportistas de todo el mundo.

Los atletas deben recorrer 73,3 kilómetros y superar unos desniveles de 8525 metros en total. El punto de partida se sitúa en el Faro de Fuencaliente, en el extermo sur de la isla y desde allí se recorre el fascinante paisaje montañoso de La Palma hasta Los Llanos de Aridane.

En 2012 la carrera se incluyó en el Circuito Mundial de la ISF (Internacional Skyrunning Federation), por lo que la participación en el ultra run de La Palma puntúa para el Campeonato del Mundo de Carreras de Montaña.


Santa Cruz de La Palma

En el año 1493 Fernández Lugo fundó Santa Cruz de La Palma.

En el siglo XVI Santa Cruz de La Palma obtuvo el privilegio, junto con Sevilla y Amberes, de gestionar el comercio con las colonias americanas como puerto y aduana. Al poco tiempo el puerto se convirtió en el más importante de la Corona de Castilla. La riqueza y el bienestar que generó el comercio en la capital todavía hoy se ven reflejados en la suntuosidad de muchos edificios públicos, casas renacentistas o en iglesias y monasterios.

Tanta riqueza también atrajo la atención de saqueadores y piratas. Entre otros muchos, cabe destacar el ataque cometido por el pirata francés Le Clerc, que junto con sus tropas saqueó y quemó la ciudad hasta sus cimientos. En el año 1553 empezó la reconstrucción y Santa Cruz de La Palma renació de sus cenizas cual ave Fénix, aún más esplendorosa y más segura, puesto que a lo largo de toda la costa se construyeron diferentes fuertes. Gracias a ellos en 1585 se consiguió evitar el ataque del legendario pirata Francis Drake.

La tranquila capital isleña merece una visita. Los visitantes pueden apreciar el bello estilo colonial de las casas y recorrer las pequeñas calles adoquinadas, ideales para dar un paseo, hacer compras o comer en uno de los restaurantes tradicionales de tapas.

Muy bonitas también son las casitas color pastel situadas en la avenida marítima. Están adornadas con preciosos balcones de madera tallada, verdaderas obras de arte.

Otros puntos interesantes de la capital son el Ayuntamiento del siglo XVI, la Plaza de España con la iglesia Matriz de El Salvador cuya armadura de estilo mudéjar asombra, el Castillo de Santa Catalina, la Plaza de la Alameda, usada como punto de encuentro por los habitantes de la capital o la Casa Pinto, perteneciente a comerciantes del siglo XVII, cuyos pasillos y galerías techados con madera de tea tallada a mano son toda una muestra del diseño canario.

Para conocer más acerca de la fascinante historia de La Palma, es imprescindible visitar el Museo Naval o el Museo Insular. Se sitúa en el Convento de los Franciscanos y alberga una interesante muestra de arte e historia.


Bajada de la Virgen de las Nieves

La Bajada de la Virgen de las Nieves, patrona de la isla, es la fiesta religiosa más conocida de La Palma y se celebra cada cinco años entre los meses de junio y agosto.

La ciudad viste sus mejores galas durante algo más de un mes y las calles se llenan de magia, colorido y devoción.

Esta majestuosa fiesta comprende actuaciones tan entrañables como la Danza de los Enanos y el Baile del Minué, pero también ofrece conciertos, obras de teatro y actos lúdicos y religiosos.

Se celebró por primera vez en 1680 en honor a la patrona de la Virgen de las Nieves como consecuencia de la milagrosa intervención de la virgen en una sequía acontecida en invierno de 1676, año en el que los habitantes del pequeño pueblo de montaña Las Nieves, por miedo a una mala cosecha, llevaron a la virgen a Santa Cruz de la Palma. El que por aquel entonces era obispo de las Islas Canarias, al ver el fervor religioso y la devoción con la que los isleños adoraban a su virgen, decidió que la procesión se repitiera cada cinco años.

Uno de los puntos álgidos de las fiestas es sin lugar a dudas el Baile de los Enanos. Se trata de una costumbre hasta más antigua que la de la Bajada de la Virgen. Hay varias teorías acerca del origen de esta costumbre, pero la más probable se remonta al año 1558. El obispo de entonces, Diego de Deza y Tello, decidió que durante el Corpus Christi se celebrara una obra de teatro en el portal de la iglesia Matriz de El Salvador.

A partir del siglo XVII, durante las celebraciones ya participaban isleños disfrazados de enanos o con grandes cabezas de cartón que representaban de forma satírica personajes importantes de la época.

Desde 1925 existe la famosa y misteriosa Danza de los Enanos. En una primera parte los bailarines danzan al ritmo de una melodía cambiante representando diversos personajes y de repente, en la segunda parte del baile, se transforman en enanos y comienzan a bailar al vertiginoso ritmo de una polca.


Cueva Bonita

El famoso artista César Manrique describió la cueva en la costa de Tijarafe como "Capilla Sixtina del arte moderno". Una experiencia única es visitar la Cueva Bonita al atardecer.

Desde el puerto de Tazacorte parten barcos de excursiones a la hermosa cueva.


Cueva de Todoque

Declarada por la UNESCO Patrimonio Natural, el tubo volcánico de 600 metros constituye la cueva más visitada de La Palma. Se originó en el año 1949 durante la erupción del volcán de San Juan.


Parque Arqueológico de Belmaco

Antaño habitada por los benahoaritas, los habitantes nativos de La Palma, en los alrededores de la Cueva de Belmaco se asienta el parque arqueológico. Dispone de un itinerario didáctico, así como de una sala de exposición con objetos históricos que dan fe del modo de vida de los nativos.


Salinas de Fuencaliente

Las salinas de Fuencaliente no solo producen la famosa sal Teneguía, también son un atractivo turístico de la isla. En 1994 se declaró Espacio Natural de Interés Científico. La sal debe su nombre a la última erupción volcánica de La Palma, puesto que las salinas y el faro se salvaron de milagro de ser engullidas por la lava del volcán de Teneguía. El paisaje es sorprendente por la amalgama de colores del mismo, en el que predominan los tonos blancos, rosados, negros y ocres que discurren hasta el azul más profundo del mar.


La Zarza

En 1986 este yacimiento arqueológico situado en el municipio de Garafía fue declarado Bien de interés Cultural y en 1999 adquirió la distinción como primer Parque Arqueológico de Canarias. La Zarza se conforma de dos estaciones rupestres, la Zarza y la Zarcita, que albergan un gran número de grabados que sorprenden por su complejidad y belleza. El yacimiento, descubierto en 1941, consta de un centro de interpretación en el que el visitante puede obtener todo tipo de información sobre los grabados.

Sin lugar a dudas, otro de los puntos fuertes de La Zarza es el entorno de gran belleza en el que se sitúa: un maravilloso bosque de laurisilva con una vegetación única y la fuente que emana de sus entrañas.

El parque arqueológico es de obligada visita en La Palma porque que permite al visitante hacer un viaje en el tiempo, a un mundo lleno de magia y leyendas.

Playas y piscinas naturales

Playas

Playa de Tazacorte
El Puerto de Tazacorte entusiasma con sus casas multicolores y una gran variedad de bares y restaurantes. La playa de la pintoresca localidad de Tazacorte es una de las más grandes de la isla. Para los amantes del naturismo en un extremo de la playa se ha habilitado un espacio acotado, convirtiéndola así en la única playa nudista de La Palma. Por la amplia avenida marítima se accede al puerto, del que parten excursiones marítimas para toda la familia. La playa de Tazacorte está habilitada para personas con movilidad reducida. Además, los bañistas disponen de duchas y aseos.


Playa Nueva

Cerca de la playa de El Faro se ubica la Playa Nueva, también llamada Playa de los Guirres. Las buenas condiciones del viento y de las olas atraen a muchos surfistas. Un tramo de Playa Nueva ha sido declarado apto para perros. Por un camino costero se accede al Faro de Fuencaliente.


Playa de El Faro

Esta pequeña bahía se esconde en la parte inferior del Faro de Fuencaliente. La playa de arena negra es parte del Parque Natural de Cumbre Vieja.


Playa de Puerto Naos

La playa de Puerto Naos es la más famosa de La Palma. Lo que la hace ser tan especial es el contraste de la arena negra volcánica, con el verde de las palmeras y el azul del Atlántico. Un año más, la playa ha recibido la distinción de bandera azul, un sello de calidad internacional. Los más deportistas podrán disfrutar de la escuela de buceo y el alquiler de canoas.


Playa de La Zamora y Playa Chica (Fuencaliente)

Las dos pequeñas calas se sitúan una al lado de la otra. Se accede a cada una de ellas por medio de una escalera de piedra. Son playas poco frecuentadas que permiten una cierta privacidad.


Playa de Charco Verde

Muy apreciada por los palmeros, la playa de Charco Verde se encuentra a tan solo 2 kilómetros de Puerto Naos. También esta playa recibió el sello de calidad de Bandera Azul.

Piscinas Naturales

Charco Azul
El Charco Azul se sitúa entre las localidades de Villa de San Andrés y Sauces y Puerto Espíndola en el norte de La Palma. Se trata de una piscina natural más grande y otra de menor tamaño para niños. En los años 2013 y 2014 el Charco Azul fue galardonado con el distintivo de "Ecoplayas".


Piscinas de la Fajana

En el pequeño pueblo de La Fajana, al noreste de La Palma, se sitúan las tres piscinas naturales. En tiempos pasados eran utilizadas como lavadero. Fue en los años 70 cuando se reestructuraron como piscinas naturales. Los bañistas pueden hacer uso de las duchas y los vestidores.

Deporte y Actividades

Senderismo
Para los amantes del senderismo La Palma es un paraíso. Dispone de un amplia red de senderos que suman 1000 kilómetros de recorrido, paisajes que imponen y unas condiciones climáticas favorables durante todo el año.

Las rutas son de gran belleza y discurren por barrancos de gran profundidad, valles recónditos, verdes bosques de laurisilva, frondosos pinares, montañas de gran altura, senderos que bordean las calderas de volcanes o por el litoral costero, pasando por cascadas mágicas, tocando las estrellas... Descubrir La Palma a pie es todo un reto, pero se ve recompensado con creces.


Montar a caballo

En la isla bonita la equitación es un deporte muy practicado. Descubrir La Palma a caballo permite recorrer paisajes llenos de vegetación y conocer pequeñas aldeas.

La Palma alberga varias escuelas de equitación y establos que ofrecen excursiones por la inigualable naturaleza isleña.


Ciclismo de montaña

Naturaleza intacta, emocionantes senderos y diversas formaciones geográficas hacen de La Palma un destino ideal para el ciclismo de montaña. Muchos de los antiguos caminos reales se utilizan como trails.

La Palma ofrece al aficionado más de 400 kilómetros de carretera, rutas por caminos forestales cubiertos de bosques, pistas rurales y arenosas pistas de lava. A parte del reto que suponen, las rutas ciclistas de la isla permiten al deportista descubrir muchas caras desconocidas de la hermosa isla volcánica.


Parapente

Los parapentistas encuentran en La Palma las mejores condiciones para la práctica de este deporte. Es uno de los destinos preferidos para ellos a nivel mundial. Prácticamente durante todo el año la visibilidad es idónea y el viento favorable.

Debido a la constancia de los vientos alisios y la gran visibilidad que ofrece, La Palma es prácticamente el único lugar de Europa en el que se puede volar en parapente durante el invierno, pudiendo sobrevolar hasta los 30 km sin interrupción.


Submarinismo

La Palma inspira no solo por su maravillosa naturaleza, también sorprenden los fondos marinos de la isla. La actividad volcánica ha configurado un mundo de grutas, arcos, acantilados, cuevas y tubos volcánicos. Las formaciones volcánicas que pueden encontrarse conforman un interesante hábitat para un sinfín de especies.

Por las corrientes marinas el agua es fresca además de extremadamente profunda y rica en especies. Bajo agua, la visibilidad alcanza hasta unos 50 metros y las temperaturas del agua rondan los 18 grados en invierno y los 25 grados en verano, condiciones perfectas para bucear durante todo el año.

El fondo marino de La Palma alberga una gran riqueza de fauna marina. Los que se aventuran a descubrirlo pueden encontrarse las siguientes especies: tortugas marinas, meros, caballas, barracudas, sargos, cabrachos, salemas, morrajas blancas, pulpos, rapes, peces loro, mantarayas, percas, morenas, caballitos de mar, ballenas, delfines, cachalotes, peces voladores, anguilas, algunas especies de tiburones o sepias.

Existen varias escuelas de buceo en La Palma que alquilan el equipo u organizan inmersiones guiadas. También existe la posibilidad de realizar excursiones marinas de avistamiento de cetáceos.

Sólo Adultos   Todo incluido   Familias y niños   Meetings   Resort   Spa   Bodas
La Palma & Teneguía Princess Resort
Familias y niñosTodo incluidoSpaEventosBodasResorts

desde 28,35 € persona/noche Alojamiento y desayuno hasta 30.04.2015